Uno de los peores tipos de titulares que puedes utilizar

«Quiero estar en un asiento con ventanilla y ver las nubes pasar. Echo de menos esas vistas. ¡Solo quiero nubes blancas y esponjosas! ¡Empujar mis maletas por el aeropuerto y hacer check-in!

Ayer leí que ha aparecido una nueva modalidad de negocio en el sector viajes:

Los vuelos a ninguna parte.

Son vuelos que las compañías aéreas están ofertando para gente que, en estos tiempos, echa de menos volar…

…pero no quiere o no puede visitar el país de destino.

Entonces, los que compran el vuelo van al aeropuerto, esperan sus colas, embarcan, guardan su equipaje, y se sientan donde les toca.

El avión realiza el trayecto, con escalas si es necesario, sobrevuela el país de destino…

…y se vuelve al punto de partida.

Al aeropuerto desde donde salió.

Todo el mundo a casa.

Ya está, ya has viajao.

No creas que por ser vuelos a ninguna parte son muy baratos o algo así…

Los billetes cuestan como uno normal (al fin y al cabo el avión te lleva y te trae de vuelta), entre 500 y 3.000 euros según el destino.

¿No le ves sentido?

Pues es una obra maestra de las compañías.

Todas tienen aviones que, por el hecho de estar «aparcados», pierden dinero.

Además, no salir a volar regularmente implica un mayor mantenimiento, como que el cacharro pierde rodaje y fiabilidad si está más tiempo parado.

Por otro lado, hay veces que tienen que trasladar personal para atender un vuelo que sale desde otro país.

¿Cómo sacarle rentabilidad a esto y sobrevivir en estos tiempos donde el turismo se va al garete?

Pues, en lugar de tirar los precios de los pasajes…

Apuntas a un público muy reducido:

— Uno que ama viajar, tiene dinero por castigo, dispone de tiempo, y es aprensivo o precavido.

(O también influencers con mucha pasta que quieran hacer la gracia, grabarlo y monetizar).

Luego creas un buen anuncio sobre el servicio dirigido a este público y:

  • Llenas un avión que, no solo no te cuesta dinero tener parado, sino que te genera jugosos ingresos extra.
     
  • Trasladas a tu personal de un aeropuerto a otro en ese mismo vuelo (siempre que haya escalas).
     
  • Tu imagen, tu marca, sale reforzada: eres la compañía aérea que no se detiene ni ante la crisis de una pandemia global.

¿Una estrategia chula, eh?

Pues en realidad te cuento todo esto para prevenirte.

No para prevenirte de que no te gastes una pasta en esos vuelos. Tú verás lo que haces. Si ese es tu rollo, adelante…

Sino para que no uses en tu copy:

Titulares que no van a ninguna parte.

Probablemente mi favorito es el famoso y überutilizado hasta la saciedad en todo el marketing español:

Con mi curso pasarás de 0 a 100 en Optimizer Manager.

¡Ta-daaaaah!

Los ves todos los días.

Y seguro que te dejan en plan:

Meh.

¿Qué es pasar a «100» en Optimizer Manager?

¿Si hay otro curso que pone «1000» entonces es mejor?

¿Qué sabré?

¿Cómo cambiará mi vida?

¿Necesito un Ukelele?

¿Por qué no quedarme como estoy?

De hecho, suena a que te quedas igual que estás (pero con menos dinero en la cuenta).

Y, además, estos titulares son completamente invisibles a ojos de potenciales clientes.

Pero no tú.

Tú no serás invisible.

Porque siempre te acordarás a partir de ahora de que son titulares que hacen como que te llevan de viaje…

…pero no van a ninguna parte.

Y te pueden salir muy caros.

Todo lo contrario que cuando embarcas en mi lista exclusiva para clientes.

Esta lista, seguro seguro que te lleva a recibir un email mío cuando tenga tiempo para hablar de tu proyecto y ayudarte (normalmente cobrando) a mejorar tus negocios en todo lo que pueda.

Rafa Moya