Quizá no miras bien los ombligos

El ombligo.

Ese rincón tan útil para llevar piercings o pescar pelusas.

Tan socorrido para elaborar metáforas.

Tan sexy o tan feo.

Pequeño o profundo.

No hay dos iguales.

Además, de verdad.

El otro día leí que en 2012 se encontraron hasta 1458 especies de bacterias que pueden vivir en el ombligo de alguien…

Conformando un sistema ecológico único.

Una huella digital.

O un blueprint, si eres más de SEO.

Nadie más que tú alberga todo este submundo de bacterias en el ombligo.

¿Cómo llegan ahí?

No me preguntes.

El estudio también dice que se encontró en el ombligo de un tipo una bacteria que solo había sido hallada antes en suelo japonés.

Y el voluntario que prestó su ombligo a la ciencia…

…nunca había estado en Japón.

Es algo así como cuando besas a alguien.

Que te estás llevando todo su histórico bacteriano contigo.

Y esto incluye el histórico de todo aquel con el que esa persona se besó antes.

Bueno, que me enrollo…

¿Por qué te hablo de ombligos?

Porque en el mundo de los negocios todos tenemos nuestro propio ombligo online u offline.

Y la gente comete todos los días un par de fallos graves:

1. Solo se miran su ombligo a la hora de vender.

57 años de experiencia.

Superprofesionales, especialistas, janderclanders.

He visto muchos videos de copywriting y ahora sé que lo que tengo que decir es que «vas a vender más». ¿A qué esperas?

2. Todos tienen un ombligo único, pero intentan que se parezca al ombligo de los demás.

Al de ese referente que dice facturar 7 cifras y lo tiene subcontratado todo.

Al de ese con 800.000 followers en YouTube y un equipo que saca adelante su especialidad.

Al de esa que plantó una bandera en territorio virgen en el momento idóneo.

Voy a ser como ellos.

Porque seguro que ahora mis problemas son iguales que los suyos hace 9 años, y podré salir adelante haciendo lo mismo.

Pues no, resulta que es al revés si quieres vender…

  • Para que te compren, mira en el ombligo de tus clientes.
     
  • Para tener éxito, mira en el tuyo.

Encuentra hasta bacterias jamaicanas si es necesario.

Pero no te confundas de ombligo.

🕳️

Rafa Moya

PD – Puedes hurgar en el mío con algo de paciencia. Cuidado que tengo cosquillas.

PD2 – A partir del finde que viene estaré de semi-vacaciones. No será en Jamaica. No dejaré de escribir. Si quieres tener noticias sobre mi agenda para proyectos a la vuelta, apúntate en el enlace anterior.