Qué haría yo para vender cuadros (o cualquier obra artística)

Tengo este loco plan con mi pareja y está relacionado con los ecommerces, aunque te puede interesar incluso si no tienes una tienda online.

Ella es profesora de arte y pinta cuadros.

De los de verdad: un óleo, pinceles, pintura, se tiene que secar durante horas, y entonces se puede continuar pintando.

Esos que si los miras de cerca solo ves pegotes de pintura y, cuando te alejas lo suficiente, te recuerda hasta a tu niñez.

Visto lo que tarda en pintar un paisaje (una carretera de un lugar especial para nosotros), y la de horas que le echa…

…fácilmente es algo que tiene que vender por 800 – 1.000 euros para que salga rentable.

Y, al menos hasta que se haga famosa, me da la sensación de que no va a vender ni uno a ese precio.

Entonces, lo que le he dicho es que…

Está muy bien que pinte cuadros así de bonitos y elaborados, con significado personal.

Esos, que los pinte por pura autorrealización y para las paredes de la casa.

Pero, mientras, que cree un tipo de cuadro de determinada temática que:

  • Le divierta pintar porque sí.
     
  • Tarde poco en hacerlo.
     
  • Se convierta en una seña de identidad porque contenga algo muy raro (y que por tanto nadie como ella pinte cuadros así, salvo que trate de imitarlos descaradamente).
     
  • Pueda empezar a vender un 75% más baratos que los de 1.000 pavos.

Esto es puro sentido común.

No soy ningún genio que haya tenido la idea ahora.

De hecho, si quieres profundizar más en el concepto, te recomiendo estudiar la vida y obra de Margaret Keane.

(O, si no tienes tanto tiempo, Tim Burton hizo una película sobre ella: «Big Eyes»).

La segunda parte de mi maquiavélico plan es…

…por supuesto…

Cómo venderlos.

Obviamente habrá que montar una especie de tienda.

(No descarto hacer algo que rompa con lo típico en ese sentido).

Pero, en lo que a copywriting se refiere…

…sencillamente todo pasa por no escribir las mismas fichas de producto típicas de todos los ecommerces.

Y sí, también meto en el saco a las marcas que escriben con gracia, le meten horas al copy, o que incluso han creado un universo humorístico interesante (como mi adorada Mr. Puterful).

Aunque son mejores que los que copian y pegan las características, y los hay muy graciosos, todavía creo que se puede hacer mejor.

Mi plan es escribir las fichas de producto de una determinada manera.

Única.

O al menos que jamás he visto en ninguna tienda online; y he visitado unas pocas…

Ya tenemos pensada la marca, y estoy a punto de comprar el dominio.

Esto no va a ver la luz pronto, porque tengo clientes que atender y mil historias que montar en respuestadirecta .com

Pero, si tienes curiosidad por ver cómo queda y quieres cotillear el concepto, ya compartiré la tienda por aquí.

Otra opción es que…

…si tienes una tienda y quieres copy raro, único, bien pensado y nada «barato»…

Te conviertas en un personaje de mi óleo tecleado a mano.

Rafa Moya

PD – Me encargué personalmente con estos deditos de que cada pixel se iluminará del color correcto para representar un mensaje profundo. ¡Ja! Chúpate esa puntillismo.