¿Podría la Kardashian destruirte mientras descansa tomando el Sol?

Estoy demasiado desconectado del mundo de las celebridades.

Y eso es malo para un copywriter.

Se puede aprender mucho de ventas observando cómo funciona ese loco mercado.

Y yo lo ignoro demasiado.

Porque es algo que requiere de sacrificios.

Tener que obligarse a estar informado sobre algo que te interesa entre poco y nada, es un gran sacrificio.

Y, aunque lo hago con otros asuntos, con el tema del famoseo me cuesta.

Para que te hagas una idea de mi nivel de ignorancia y falta de interés…

Hasta hoy yo no sabía quién era Kim Kardashian.

¡Ugh! ¡Puedo notar tu mirada clavándose en la pantalla!

Espera espera, me explico…

(Y añado a mi favor que no consumo información en la televisión desde hace 9 años).

Quiero decir:

  • El nombre me sonaba.
  • Tras un tiempo aprendí a reconocerla en fotos.
  • Y obviamente sé que es una mujer überfamosa.

Pero no tenía ni idea de qué había hecho para serlo ni a qué se dedicaba.

  • ¿Cantante?
  • ¿Modelo?
  • ¿Ex-pareja de alguien?
  • ¿Empresaria?
  • ¿Actriz?

Hoy he leído sobre sus comienzos y ya veo que ha hecho… de todo. Pero de todo, todo. Ejem.

¿Por qué me ha dado ahora por informarme?

Bueno, he visto la noticia de que ha amenazado a FB e Instagram con congelar su cuenta si no dejan de «beneficiarse del odio».

Ya sabes, la autoconciencia que está ahora tomando medio planeta sobre el mal uso de las redes sociales.

Y si alguien que puede llegar a ganar 1 millón de dólares por una sola publicación en Instagram ― aunque sea postureo ― dice eso, es para mirar quién es el que lo dice.

Un millón por publicación, ¿te haces a la idea? Imagínate que te pagasen eso por cada post en los medios:

― Kardashian: Necesito una casa de lujo nueva en San Diego, voy a subir esta foto mía tomando el Sol con el texto que me han pasado los de Nivea.

― Kardashian: Ugh, mi jet privado ya está anticuado y no sirve, ahora se llevan asientos de cuero fucsia. ¡Post patrocinado en Facebook!

― Kardashian: La limusina rosa se me ha quedado pequeña. Voy a publicar un tuit, que una de estas cuesta barata.

¿Te vengo a contar esto para entrar en el debate del dinero que mueven esta gente y lo poco que se le paga a los neurocirujanos?

Pues no, paso.

Pero reflexiona…

Si tus asuntos dependen del tráfico o la comunidad que uno de estos sitios te aporta…

…tu negocio está tan a merced de los caprichos de FB o Instagram, como de los ataques de moral, humanidad (u odio) de la Kardashian (o el influencer de turno en tu sector).

Quizá, solo quizá…

Parece más lógico pensar que tus esfuerzos deberían estar en plataformas sobre las que tengas más control.

Y, aunque en este mundo no tienes el 100% del control sobre nada de lo que poseas…

…yo prefiero escribir un email todos los días en mi lista de correo y no en las bases de datos de apps que son desde hace ya tiempo una pandemia digital.

Hasta lo haré en breve en mi exclusiva lista para clientes, que ha estado congelada demasiado tiempo porque todos mis jets privados iban a la moda.

Rafa Moya