Lección de Marketing a lo Panenka

En el email:

Escribe como una monja con Alzheimer.

Te contaba que la única regla inquebrantable haciendo marketing de respuesta directa es que…

no hay reglas inquebrantables.

Pero esto tienes que cogerlo con pinzas.

Y antes de explicarte por qué te lo digo, déjame contarte una historia.

Incluso si no te gusta el fútbol (como a mi), es posible que te suene:

Panenka fue un jugador checo que en la final de la Eurocopa de 1976, y jugándose con su selección el trofeo en la tanda de penaltis contra Alemania, tuvo en sus botas el turno decisivo.

El penalti que si convertía, significaba la victoria.

Hasta ese día los penaltis se tiraban como un cañón o un misil dirigido fuera del alcance del portero.

Eso era lo más seguro para marcar el gol.

(Aunque también se puede fallar así, claro).

Pero ese día…

Ese día Panenka rompió esa regla no escrita.

Al darse cuenta de que durante la carrera hacia el balón el portero se venció hacía un lado intentando adivinar la futura trayectoria…

Le dio un suave toque al esférico y esté entró en la portería siguiendo una lenta parábola, por todo el centro, con el portero ya en el suelo y sin poder hacer más que observar en primera fila.

Desde entonces se considera que hacerlo así es un Penalti a lo Panenka.

El tipo de penalti más bello, y que ejecutado correctamente es imparable

…pero también el más difícil de convertir.

Muchos futbolistas lo han imitado con éxito.

Y otros tantos han fallado estrepitosamente al hacerlo.

Porque, si bien cuando anotas, el efecto es genial…

…cuando el portero ve las intenciones…

…detecta inseguridad en ti…

…percibe que vas a romper las reglas no escritas de los lanzamientos de penaltis…

…se espera lo que se supone que tiene que ser inesperado…

…solo tiene que quedarse quieto y dejar que el balón caiga en sus brazos suavemente como si fuese un bebé.

No solo no hay conversión, sino que como jugador te hace quedar en el mayor de los ridículos.

Un lanzamiento equivalente a pegar un pelotazo hacía las nubes… pero peor.

Es desagradecido.

Todo o nada.

Héroe o villano.

Por eso te decía que el tema de «romper las reglas» en marketing lo tienes que coger con pinzas.

Solo lo debes utilizar si dominas tanto la jugada que estás convencido de que si no sigues las reglas no escritas tienes más posibilidades de ganar.

No necesariamente dinero. Sino algo positivo para tu negocio.

Pero si lo haces a lo loco…

…si no lo piensas detenidamente…

…si muestras inseguridad…

…si no lo ejecutas a la perfección…

…te puede salir un Penalti a lo Gravesen.

Y seguro que tú no quieres eso.

Rafa Moya

🥅 ⚽ 🏃

PD – Por aquí para que tire los penaltis (no necesariamente a lo Panenka) en tu equipo.

PD2 – La próxima vez que hable de fútbol será de Oliver & Benji. Ahí queda eso.