Irónico

Hace poco he puesto la barrera salva-escaleras para que mi hija no se lance al vacío unas 7 veces al día.

Es uno de estos artilugios que tienen una barrera (nunca mejor dicho) de entrada muy baja.

En cuanto buscas «salvaesc…..»

Ya te salen 18 resultados precargados con el producto estándar de unos 30 – 40 pavos.

Y te dices a ti mismo…

Al fin y al cabo es una barrera.

Para que no se lance al vacío.

Se tiene que abrir y cerrar con un botón de seguridad y poco más.

Y compras la más básica.

Nunca aprendes.

Total…

El primer mes funcionó estupendamente.

Y lo sigue haciendo.

Pero, con un pequeño detalle…

Ahora cada vez que abres y cierras la barrera, ésta emite un crujido que levantaría de su ataúd al mismísimo Drácula a las 3 de la tarde y llevando tapones en sus puntiagudas orejas.

Estoy pensando en grabar un audio para que pueda ser usado como efecto especial en las pelis con castillos tenebrosos.

Ya te imaginas lo útil que es para no despertar a la niña…

Entonces, me he pasado una hora de mi tarde de domingo buscando el bote de aceite lubricante.

Ese que he estado viendo durante meses en la cocina, encima de una estantería, en mi despacho…

Y que un día dejé de ver.

No lo he necesitado en dos años, y justo hoy que me hubiese venido de perlas, no está.

¿Qué pasará?

Que compraré otro mañana, y en un par de días encontraré el anterior.

Entonces tendré dos botes casi llenos de un producto que uso una vez cada dos años.

Solo una chispa: ¡Psssshhhhh! Y listo.

Dicho de otra forma, estaré comprando un producto que potencialmente, dada la estadística, va a vivir más que yo.

¿No es irónico?

Aunque seguro que el resto de mi vida no dejaré de ver, como veo cada día, páginas de negocios con textos malos.

Que no venderían ni de casualidad.

Probablemente sobreviven porque ya tienen contactos y referidos como para ir tirando.

Pero, ¿subir de nivel?

No, eso no.

Mejor tener a mano el bote de lubricante que silencia el chirriar de la maquinaria.

Si hace falta se compra al peso, que es barato.

Y que sea «3 en 1», que hizo anuncios muy buenos y todavía nos creemos que es el nombre genérico del aceite lubricante.

¿No es aún más irónico?

Comprar productos que hicieron un copy tan jodidamente bueno que son recordados 30 años después…

…para poner parches a un negocio que no quiere invertir en marketing.

Es como para tirarse al vacío.

Rafa Moya

PD – ¿Hay algo que puede ser todavía más irónico en toda esta historia? Po’ zí. Que por un solo centímetro de diferencia tuve que comprar una extensión extra de 15 euros para la condenada barrera.

😒