Cómo reventar un mercado sin inventar nada nuevo

Si no te suena el concepto de «Breakthrough» en ventas, el email de hoy te lo va a grabar tan a fuego como si siempre hubiese estado en tus recuerdos.

Sencillamente porque…

Está en tus recuerdos.

— Venga Rafa, necesitas dormir ya hoy…

— Que no, en serio te lo digo.

Verás, yo en el año 2007 creí tocar fondo.

(Digo «creí» porque, sí, en ese momento pensaba que había tocado fondo. Pero no, no era el fondo. La vida siempre te sorprende con lo bajo que puedes caer).

Fue el año en el que todo me estalló en la cara.

Cuando te das cuenta de que todo lo que estás haciendo no tiene sentido.

Que no quieres estudiar esa carrera, que odias tu trabajo, que no quieres estar con la persona que estás, que no quieres seguir viviendo como estás viviendo…

Que te has construido una jaula de cristal.

A veces te das cuenta y decides romperla tú mismo.

A veces hay un detonante, más o menos doloroso, que te hace espabilar.

Y yo espabilé…

Vaya que si espabilé.

3 años después me había reconvertido profesionalmente y, no solo eso, además había conseguido un trabajo relacionado (a 5 minutos andando de mi casa).

Pero tener un trabajo en España no era mi nuevo plan.

Mi nuevo plan era emigrar.

¿Dónde? Eso prácticamente me daba igual.

Pero tenía que irme.

Así que, en mitad de una crisis donde eras afortunado si conseguías trabajo y un loco desalmado si dejabas voluntariamente el que tenías…

Me convertí en un afortunado loco desalmado.

Compré un billete de avión solo de ida a la otra punta del mundo con un visado de trabajo de 1 año, alquilé una habitación compartida en un Hostel, y me fui:

  • Sin trabajo.
  • Sin contactos.
  • Sin un curso de idiomas contratado.
  • Con el dinero justo para sobrevivir un par de meses, no más.

Ese fue mi breakthrough.

(Ya te dije que era un loco desalmado).

¿Erróneo? Imposible saberlo. Pero hoy no estaría enviándote este email.

Todo el mundo tiene sus propios breakthroughs a lo largo de la vida.

Yo he tenido los míos.

Tú has tenido los tuyos.

Y el mercado al que ataques tiene el suyo.

Por ejemplo…

Si vendes seguros…

…puedes hacer algo como Linea Directa (la aseguradora low cost que tuvo buen gusto para escoger su marca):

Acaba de sacar una oferta de 249€ al mes por un seguro a todo riesgo (con franquicia de 180€)…

…y con un Nissan Qashqai incluido en el pack.

Eso es reventar el saturado mercado de los seguros para coches (y parte del de renting).

Eso es hacer algo que nadie ha hecho antes.

Eso es captar la atención a la fuerza.

Eso es abrir una nueva línea de comercio, en la que empiezas siendo el líder.

Eso es un breakthrough.

Y este de aquí puede ser el de tu negocio.

Rafa Moya

PD – ¿Cuántos breakthroughs llevo en mi vida?

Buf… hilando fino podría sacar unos cuantos.

Pero, a grandes rasgos, creo que voy por el tercero.

Y esta lista de correo va camino de ser una de las constantes que me acompañen por todos los breakthroughs que sea que me queden antes del último y más espectacular breakthrough de todos…