Cómo aumentar tus ingresos un 700% con solo un cambio de actitud

En uno de sus libros, Frank Bettger (jugador de béisbol que luego se reconvirtió en un vendedor que todavía es citado en emails de copywriters) explica cómo en el año 1907 un pequeño cambio de actitud le llevó a pasar de ganar 25dólares la hora a 185 dólares la hora.

Eso era bastante pasta.

Solo por cambiar la manera de comportarse.

El hombre estaba mal porque acababa de aterrizar en el equipo y cobraba una miseria de la época.

No tenía futuro.

Pero, decidió hacer algo…

En lugar de arrastrarse por el campo, comenzó a actuar con entusiasmo.

Gran entusiasmo.

Como si fuese la estrella y el «beisbolista» mejor pagado.

Y, aunque en sus partidos no hiciese jugadas memorables, el increíble entusiasmo que exhibía no pasaba desapercibido para los periodistas deportivos.

Le hacía destacar del resto.

Entonces, empezó a aparecer en artículos en prensa como «lo único destacable del equipo en esta derrota ha sido el entusiasmo de Fran Bettger».

Y cuando ganaban, su actitud también salía a relucir.

Siempre estaba presente y siempre era una de las cosas positivas a destacar en el equipo, perdiese o ganase.

En solo 10 días tras aquella tendencia, sus ingresos pasaron a ser de $185 la hora. Un 700% más que antes.

Como él decía, «no por poder lanzar una bola más lejos que nadie… sino por la determinación de mostrar mayor entusiasmo».

Esto tiene muchas lecturas que puedes aplicar a tu negocio.

Desde a quién contratar o cómo enfocas tu trabajo diario…

…hasta lo que transmite tu redacción publicitaria.

Como que los textos que se encargan de vender tus productos y servicios no muestren el más mínimo «entusiasmo».

Ni «Autenticidad».

Ni «gancho».

Llámalo como quieras.

Pero una buena carta de ventas es entusiasmo, pasión.

Levantar a tu cliente del asiento.

Que se tenga que dar una vuelta por su casa o por la calle emocionado porque ha descubierto lo que vendes. Y luego volver para seguir leyendo y comprar convencido de que está invirtiendo en algo increíble.

Es tu trabajo encontrar el entusiasmo y el talento para que venda para ti.

(Quizá estés en la lista de correo equivocada para eso o quizá no).

Mi trabajo es decirte que ‒por ahora‒ acepto clientes en mi lista de espera y que para mantener el entusiasmo solo me tomaré 15 días de semi-vacaciones en Agosto.

Eso sí, las disfrutaré con mucho talento.

⚾ Rafa Moya