Cambio de día. Cambio de mes. Cambios.

La gente que consigue más en la vida son todos unos temerarios que corren riesgos. Abrazan el cambio, porque crecer es imposible sin él. Pero no vas por ahí y empiezas a cambiar cosas a lo loco. — John Carlton.

Hay quién no está muy de acuerdo con esta frase de John.

Pero solo porque dejó sus estables negocios con peces gordos en nichos como el del golf, para irse a la aventura con Gary Halbert, es para escucharle un poco.

Otros dicen que es en las relaciones de pareja donde hay que estar en constante cambio.

Errr… No comment.

(Ni de coña…)

¿Y en los negocios?

En los negocios desde el mismo momento en el que no te adaptas a la realidad del mercado, empiezas a morir poco a poco.

Otra cosa es que te dé igual porque ya hayas ganado tanto que con lo que te salpique te apañas.

Si te has cuidado de no dejar que tu nivel de vida se expanda hasta absorber tus ingresos, te puede valer.

Si ese es tu plan… Ok. Tu negocio. Tu vida.

Pero, si quieres crecer…

Si quieres crecer te hago un esquema-resumen rápido de cómo está el panorama pre-recesión Godzilla:

↑ Negocios que invierten en marketing.

↓ Negocios que no invierten en marketing.

No merece la pena complicarlo más.

Excepto porque cada día que pasa los que invierten en marketing lo hacen cada vez mejor.

Ni siquiera eso es garantía de crecimiento a lo loco.

Incluso si lo haces, por tanto, vas a necesitar diferenciarte y correr riesgos.

Pero esa es la única manera de hacer Level Up.

¿Cómo te diferencias?

Bueno, responder a eso me lleva un pelín de tiempo y ya voy tarde.

Pero puedes echar un ojo a la home de respuestadirecta .com

No me refiero a ser mejor o peor.

Me refiero a ser distinto.

Eso, pero con tu marca y con tu voz, es el 80% del marketing que necesitas para crecer.

Y si encima eres temerario, ya solo te falta el clic.

Rafa Moya