Un gran producto no se vende solo.

La mayoría de los negocios prefieren no invertir en redacción publicitaria de primera clase por varios motivos:

1) Primero quieren validar la idea.
2) Después prefieren invertir en otras cosas.
3) Por último, es difícil encontrar un buen copywriter.

– El primero no tiene sentido (nunca validarás algo sin venderlo bien).
– Para el segundo, haz clic en la flecha de más abajo.
El tercero es cierto.

Casi todos están demasiado entretenidos con sus negocios como para preocuparse por vender.

Les han dicho que tienen que hacer SEO, mantener un Blog en la Web más chula de su sector, contratar Shopify, afinar el perfil de Linkedin, llevar un canal en YouTube, discutir en Twitter, construir un mosaico en Instagram (sin olvidar las Stories), montar una lista de distribución en Whatsapp, un grupo en Facebook o Telegram, y subir videos divertidos en Tik-Tok

…pero sus textos de venta dejan mucho que desear, son directamente inútiles, copias de otros textos aún más inútiles, o están hechos con las mismas plantillas y manuales que los del resto.

Y… ¿es que hay algo más importante que vender?

Suscríbete a la lista de correo de Marketing de «Respuesta Directa».

Pero ten claro que aquí…

  • No hay fórmulas imprime-billetes.
  • Ni listas con las palabras más persuasivas de la temporada invierno-verano.
  • No te vas a enamorar de nada ni nadie.
  • Ni tienes que adorar a gurús.

Es mucho más simple…

Si estás en la lista: lees, aprendes, implementas o compras.
Y si no lo estás, pues nada.

Nah… en serio. Lo de antes era por si me leía algún negocio que facturase 6 o 7 cifras.

Lo que verdaderamente vas a obtener si te apuntas, y no necesariamente por este orden:

  • Emails frikis (mucho), personalizados y que no pretenden que te los creas.
  • Chistes muy malos.
  • Textos sentimentaloides.
  • Cotilleos. Sobre mi vida y sobre el marketing online.
  • Idas de pinza y textos escritos sin ganas porque ese día estaba muy cansado.
  • Experimentos.
  • ¿Tips de copywriting? Pocos. Mejor no entres si solo vienes a olisquear. No soy la madre Teresa.
  • De vez en cuando ofertas para que me compres o te des de baja.

¿Eh?

¿Todavía aquí?

Ya deberías haberte suscrito o haberte ido a estas alturas.

Hoy en día nadie hace tanto scroll por una página.

Y encima ni siquiera tenía pensado algo de body copy para rellenar…

Qué pereza.

Ahora tengo que persuadirte otra vez.

Errr…

Déjame hacer algo rápido…

¡Ah, sí!

¡Tú créalo y yo lo vendo!

No, espera, se puede hacer mejor.

¡Que tus textos sean más buenos y entonces vendes más!

No, tampoco me convence.

Un segundo…

¡Aprende neurotextos con persuasivas ventas!

No, no.

Me parece que con este me he liado.

La neurona la tengo mal (no sé cómo pretendo vender algo).

Me gusta ganar dinero y entonces escribo.

Pffff. Creo que sin barba y con pelo este no funciona.

Me rindo.

¿Pero qué pasa?
¡Estos titulares son los que más lo petan ahí fuera!

Pues pasa que no funcionan porque son titulares escogidos para marcas y contextos en situaciones concretas y diferentes.

Debería ser lógico darse cuenta de que no funcionan si los repites o adaptas para ti, ¿no?

Pero, entonces, ¿por qué todo el mundo piensa que hacer publicidad de respuesta directa es esto?

¿Quieres que te llamemos?
Sí, llamadme.

¿Tienes XXX problema?
Te ayudamos.

¿Te gustaría aprender XXXXX?
Entonces, ¡apúntate a nuestros cursos!

¡Consigue XXX haciendo YYY!
¿A qué esperas?

Son solo un ejemplo de las muchas joyas de la publicidad directa que se pueden ver a diario en webs importantes o en textos de negocios que manejan una facturación altísima.

Y lo que es peor, ¡también en comunicaciones de profesionales del marketing e incluso copywriters!

No se trata de utilizar fórmulas que dentro de poco saldrán en las galletas chinas de la suerte.

Los grandes copywriters de la historia lo eran porque resolvían problemas únicos y diferentes cada vez.

Vender algo es un problema a resolver.

Ese problema solo lo tienes tú, de una forma específica.

No el competidor (aunque venda lo mismo). Solo tú.

Y la solución que utilizó aquel, si era muy buena, puede que te ayude a rascar algo…

…pero estarás agarrándote a un flotador pinchado.

Nunca hará que tu negocio funcione en ventas como debería funcionar con una solución publicitaria única adaptada a lo que vendes y a tu mercado.

¿Significa eso que no es posible beneficiarse de más de 150 años de historia del copywriting de respuesta directa?

No, por supuesto que no.

Puede hacerse (y yo ya lo he hecho en esta página).

Pero debe saber hacerse.

Tienes que saber lo que estás haciendo para utilizar «el legado» a tu favor.

Y aportar algo nuevo para vender diferente.

Vender con tu marca.

Así, sí.

Buf, vaya improvisación…

…ya vale por hoy.

Si después de esto no te suscribes ya no sé que voy a hacer…

Supongo que seguir divirtiéndome mientras escribo copy para mi lista.

Y es que…

…una gran lista conlleva una gran responsabilidad.

(Ops, este creo que era para otro nicho).

Rafa Moya.

Post data

Aquí insertaré testimonios y mensajes de colegas y amigos para parecer más profesional y dar la sensación de que la gente me tira fajos de billetes a la cara.

No, en serio, los iré poniendo (ya tengo algunos por ahí guardados).

Me hace ilusión.

Pero por ahora no, estoy demasiado ocupado escribiendo emails de Lunes a Domingo.